Seleccionar página

Los empapadores para perros son alfombras absorbentes, que nos ayudan a educar a nuestra mascota para hacer sus necesidades en el lugar adecuado de la casa. Dicho lugar no lo deberemos situar cerca de su comida, ni tampoco de su cama ya que por la mezcla de olores no relacionara bien su utilidad.

Como bien hemos dicho anteriormente, una de las utilidades más generales de estos empapadores es para absorber las micciones de nuestras mascotas, pero lo podemos emplear para un sin fin de sitios y ocasiones, como por ejemplo, en las bases de los trasportines, en el coche, en un postoperatorio, donde la mascota no podrá salir de casa, en el preparto y posparto que de igual manera la perra estará convaleciente y muy atareada en limpiar, amamantar y proteger a sus cachorros. En este caso las deposiciones de los recién nacidos no llegan a ser solidas, lo que también absorberla el liquido. Pero anteriormente, en el momento del parto, el empapador tiene un papel fundamental y es absorber la sangre de la placenta y la mucosidad en la que va envuelto el cachorro.
También es de gran utilidad cuando nuestras mascotas son de edad avanzada o tienen algún tipo de infección en el sistema urinario, por lo que generalmente tienen incontinencia urinaria.
De estas y muchas mas situaciones el empapador nos facilita la higiene de nuestras mascotas, y de su entorno.

En comparación con otro métodos de absorción que utilizamos, como pueden ser los recortes de papel de periódico, los empapadores absorben todo el líquido sin mojar el suelo o la base donde se depositen. Estos neutralizan el olor de las micciones, manteniendo el entorno limpio y seco.
En cambio el papel de periódico, no llega a absorber gran cantidad de líquido y habría que sustituirlo en el momento, limpiando el lugar previamente.

Habitualmente los empapadores se pueden utilizar o bien solos, dejándolos en el suelo, o por otra parte con las bandejas de entrenamiento, que es una base de plástico.
Dependiendo el tamaño de las micciones del perro, estos nos sirven para varios usos, si las micciones de nuestra mascota son abundantes deberíamos de cambiar el empapador con cada evacuación, para que nuestro perro se sienta siempre a gusto y repita la acción.

Los empapadores tienen varios tamaños, los más comunes son 45cm x 30cm, 60cm x 45 cm ó 60 cm x 90 cm. Estos los debemos adaptar a nuestra mascota, te ofrecemos el mejor: Empapadores 60 x 90 cm, paquete de 30 unidades, los puedes comprar en nuestra tienda web.

Gracias a su estructura, impiden que el liquido se derrame, se compone de cuatro capas;
La primera es un tejido que aunque este mojado no se rompe, ni se deshace, tiene gran importancia, para que los cachorros no se lo coman ni lo expandan por toda la casa.
La segunda capa es, un papel súper absorbente y con una rapidez de secado de 30 segundos, hace que si el perro lo pisa posteriormente no se moje las patas y con ello conseguimos que no ensucie el suelo.
La tercera capa se compone de un gel que neutraliza el mal olor a orina, manteniendo el lugar fresco.
Y la cuarta capa, es de una base completamente impermeable, sellando también el borde para que no se derramen por los laterales.

Sabiendo ya las utilidades que tienen los empapadores para perros, podemos estar completamente tranquilos a la hora de dejar solos, a nuestras mascotas en casa.